La

Guayabera's

History

Ernest Hemingway, a fan of the Guayabera. Nobel Prize for Literature 1952.

La Guayabera; entre la Leyenda y la Quimera

“Una prenda de vestir que hizo historia y la llaman guayabera, por su nombre tan sencillo. Por llenarse los bolsillos con guayabas cotorreras”.

 

La guayabera o chamarrera campesina es una de las prendas de vestir masculinas más populares de las Antillas. Confeccionada generalmente de color blanco, que resulta muy fresca y cómoda para el clima de la isla.

 

La guayabera no es más que una camisa de faldones largos que se usa por fuera del pantalón. Tiene cuatro bolsillos al frente, dos hileras de alforzas en el pecho y tres en la espalda, rematadas por pequeños botones. Hay algunos que afirman que la disposición de de las alforzas de la espalda semeja el triángulo y las barras de la bandera cubana.

 

Entre las distintas versiones sobre su origen se dice que un campesino de la zona de Sancti Spíritus, en la región central de Cuba, le pidió a su esposa que le hiciera una camisa cómoda para las tareas del campo. Esta le confeccionó la camisa de cuatro bolsillos que hoy conocemos y que pronto se popularizó entre los campesinos del lugar. El primer nombre de esta peculiar camisa fue “yayabera”, por usarse en la región que baña el Río Yayabo. Posteriormente su nombre cambió a guayabra, como se le conoce hoy.

 

Otra versión apunta que la guayabera, se origina en efecto en el Yayabo, Sancti Spíritus, en el año 1709, cuando el alfarero José “Joselito” Pérez Rodríguez y su esposa procedentes de Granada, España, llegan a Cuba, estableciéndose a los márgenes del río Yayabo. Como por entonces sólo se recibían las telas que la metrópoli del río Yayabo, sin tener en cuenta las condiciones climatológicas de la isla caribeña, estos esposos andaluces mandaron a buscar un paquete especial de lino español, para hacer una camisa que resultara más fresca acorde al clima de la ínsula, a la que se dejó los refajos por encima del pantalón y cuatro bolsillos a los lados para los efectos personales; que igualmente dicen llenaban también de guayabas.

 

Era una prenda muy cómoda para el hombre de campo, abrochada al frente por botones de nácar, los mismos botones para los cuatro bolsillos y reforzando los puños, con los lados abiertos para facilitar la colocación del machete a un lado y el cuchillo al otro. Por eso en muy poco tiempo los campesinos empezaron a usarla.

Las primeras guayaberas en confeccionarse se semejaban a un camisón español de mangas largas sin plisado, con tres bolsillos: dos abajo y uno arriba. Los pobres la portaban como parte de sus disfraces en los festejos populares. Luego evolucionó hasta adquirir cuello alto, el plisado en la parte delantera, formado por una banda a cada lado, hasta adicionársele los botones que remataban los triángulos de los bolsillos, y los “yugos”.

 

Curiosidades sobre las Guayaberas:

Lo básico: Para que una guayabera se considere como tal y no como camisa, debe lleva por lo menos uno de los siguientes elementos: alforzas, bolsillos, faja, botones ornamentales, aberturas y corte recto. Además se usa obligadamente fuera del pantalón.


Artsanía: Las costureras que trabajan haciendo guayaberas llevan más de 40 años en esa labor. No cualquiera puede hacer ese trabajo, que es casi artesanal. Se necesita mucho conocimiento de la tela y de la técnica para lograr una guayabera de calidad.

 

Del diseño original: En Yayabo, Cuba, el clima es muy caluroso y antes se necesitaba usar una camisa de mangas largas y bolsillos amplios para cargar el tabaco. Se usaba afuera del pantalón para que circulara el aire y las aberturas eran para poder meter y sacar el machete fácilmente.

 

Latinos bajos: El largo clásico es a la cadera. Una guayabera de hilo es siempre más larga que una de algodón, porque el corte de esta última es más “sport”. De todos modos, hoy existen también tallas de largo, dependiendo de la estatura de la persona.

© 2019 Empresas La Cubanita, Inc.

Design by AMSSMedia.com